causademarta.net

IDIOMA
CONTENIDOS
CONTACTO

Teléfono  no se dispone

@  info@causademarta.net

BÚSQUEDA

Busque los contenidos en ademarta.net. Si Realiza una búsqueda múltiple, recuerde que debe separar las palabras por medio de comas.

OTROS DATOS DE INTERÉS
Fecha   28 de julio de 2008
Medio  Blog Internet
Testimonio Grupo de Jóvenes San Pedro Apóstol - Buñol (Valencia)

 

 

Esta mañana, un poco libre para mi, gracias a Dios, he estado leyendo un artículo que encontre ayer en el periódico “El Mundo”, sobre el caso de la muerte de una joven llamada Marta. Se decía de manera correcta, que comenzaba el proceso y estudio de su vida, llamándola sierva de Dios, precioso nombre por cierto. Entre otras cosas, aparecía esta pagina web:

 

http://www.causademarta.net  y movido por la curiosidad, la estoy leyendo. Primero una ojeada, pero al final, la estoy devorando, (ya lo notareis por lo largo de este articulo). Interesante os la recomiendo. Y es que me esta gustando contemplar, como en una vida normal y corriente, es más, con un final trágico, se pueda encontrar la grandeza del amor de Dios, y la lucha, la tensión, que no el agobio, del que busca y encuentra, cumpliéndose aquella petición que muchos hacemos en la Plegaria IV de la misa: “Y ahora, Señor, acuérdate de todos aquellos por quienes te ofrecemos este sacrificio...  ...y de aquellos que te buscan con sincero corazón”.  

 

Cuantas cosas normales, pero extraordinarias aparecen en la vida de esta sencilla joven. Me gustaría destacar alguna de ellas. Marta creció en el seno de una familia cristiana. Llega el tiempo de las turbulencias y pierde esa relación primera e infantil con Dios que había visto y aprendido en casa. (cuantas vidas paralelas, se pueden leer en la vida de Marta, ¡Dios mío!). Continuo. Tuvo sus “rolletes”. Juventud divino tesoro, que al ser manoseado, no siempre por maldad, si, casi siempre, por ignorancia, no solo va perdiendo el valor..., mas aún es motivo de tantos conflictos y de tantos desprecios. (¿Como no se da cuenta este mundo que, aquello que, con tan acierto se viene llamando pecado, no es algo simplemente malo o prohibido sino es aquello que nos hace esclavos, nos deshumaniza y nos mata poco a poco o rápidamente?.


 

Separados de Dios, nada podemos, nada somos, que verdad tan grande). Marta tuvo un encuentro personal con Cristo, en el silencio, en la compañía de muchísimos jóvenes, en los montes y precioso lugar de oración: Taize. Como he oído decir, es un lugar muy parecido a la fuentes que pueden encontrarse en medio del peregrinar: te paras, bebes y continuas... Así lo vivió también Marta. Aquella había dicho un día a su madre: "no te preocupes tanto, déjame que tropiece, que ya me levantaré…". Pero está claro Dios estaba interesado en esta chiquilla alegre y poco tiempo después escribirá estas letras a una amiga: "Me encuentro en Taizé, en la frontera franco-suiza, en una especie de "campamento" maravilloso, constituido por unas 6.000 personas, pero son gente cargada de ganas de vivir, que tiene como punto de unión a nuestro Dios, y que venimos a pasar una semana, de domingo a domingo… Es curioso, pero cuando descubres algo importante en tu vida, y caes en la cuenta de cosas fundamentales que hasta entonces pasaron inadvertidas a tu lado, te encuentras francamente bien, en paz, y… bueno, creo que sabes lo que te cuento. Todo ser humano, que se plantee el sentido de la vida y cosas alrededor de éste, pasa por esta etapa de la que te hablo. Sé que tú estás en camino, igual que yo y que la mayoría, y creo en ti, por otra parte. Así que, sólo pensando, analizando con tranquilidad, descubrirás cosas maravillosas que nunca pensaste existieran. La vida es genial, Cris, y te escribo porque sé que tú piensas igual. Después de la tormenta, siempre viene la calma".

 

 

Otra cosa que quisiera destacar, es como en la Iglesia, Dios se vale de tanta gente buena, anónima, también siervos de Dios. Marta conoce a Dios en su casa. Crecerá su conocimiento en un Centro del Opus Dei. Dios no la abandonará (aunque ella dijera "no querer saber nada de Él), a través de: Amigos, Residencias de Estudios, Campamentos, Sacerdotes, Camino Neocatecumenal. Que grande y preciosa es nuestra madre la Iglesia ¡Dios mío!: ¡Gracias por este invento de tu Misericordia, Señor!.

 

 

No quiero terminar sin contar lo que más me ha ayudado al leer todo esto. Verdaderamente lo que cambió totalmente a Marta, fue su experiencia de la Misericordia de Dios. Aquel día que estaba escrito en el libro de la Vida, y que solo sabe Dios, en su infinito amor por sus hijos; arriba de un coche, en una tarde cualquiera, -preciosa la simplicidad y grandeza de todo lo que aconteció-, comenzó a relatar, a un sacerdote itinerante, sus miedos, sus cruces, sus sufrimientos, sus pecados. Que precioso lo que se cuenta y que tantos hemos vivido. De aquel encuentro tan Divino-Humano, salió corriendo, llena de alegría, gritando que era Verdad, que Dios la Amaba y no la había olvidado nunca. Esto creo que es lo principal de esta Historia, por eso aquí me detengo, esperando que también a vosotros os pueda servir como a mí.  

 

 

Le he tomado cierto cariño a esta tal Marta, que por cierto, mañana será su santo. Puede que un día, no muy lejano, también la Iglesia crea conveniente que brille esta “niña”,  en medio de este Pueblo de Dios, para la vida del mundo, que auque lleno de personas pobre, y débiles, sigue siendo mimado por la Belleza y la Bondad de Dios.

 

Para más información:
http://www.causademarta.net  y  http://grupodejovenes.blogcindario.com/