causademarta.net

IDIOMA
CONTENIDOS
CONTACTO

Teléfono  no se dispone

@  info@causademarta.net

BÚSQUEDA

Busque los contenidos en ademarta.net. Si Realiza una búsqueda múltiple, recuerde que debe separar las palabras por medio de comas.

OTROS DATOS DE INTERÉS

                                                                                                                   

 Diálogo entre dos jóvenes


- Bah, estoy más bajo de ánimo hoy. Tengo tantos problemas...

- Bueno, ¿por qué no pides ayuda a Dios por medio de una chica?

 

- Pero, ¿qué me estás contando?

- Sí. Algo muy sencillo. Podrías invocar a Marta Obregón para que interceda en tu problema ante Dios. Tal vez no se resuelva mágicamente el asunto, ni en un plazo inmediato, pero puedes recibir luz, orientación, o un cierto alivio. Sin descartar que todo se resuelva.

- Sí, sí. Pero, ¿no crees que basta con rezar a Dios? ¿Para qué apoyarse en los santos?

- Tienes cierta razón. Los santos no son Dios. Las cosas no se las pedimos a los santos directamente, sino a Dios por medio de ellos. ¿Pillas el matiz? Dios, en sus planes de salvación, ha previsto la colaboración de personas que hagan de intermediarios, de modo similar a Jesús, que es el Enviado y quiere que haya misioneros. Hay que tener claro, ciertamente, que Cristo es el único Mediador entre Dios y los hombres. Lo dice la Biblia. Pero esta frase no impide que haga participar de su mediación a otras personas.

 

- Sí, ya me parece que lo voy pillando. Pero, ¿por qué pedir a alguien que no está canonizada todavía? Yo sí que pediría a san Francisco, o a san José, que son famosos ya, pero ¿a Marta?

- Yo te ofrezco la mediación de Marta para que lo hagas de un modo privado. A Marta no se le puede dar culto público porque, como bien dices, no está canonizada. Pero sí podemos rezarla así de un modo individual y particular. Ella llevó una vida en la que fue poco a poco creciendo en el amor a Jesús, hasta que murió asesinada para no ser violada, y esto lo hizo por amor a Jesús. ¿No crees que Jesús la escuchará de un modo especial pues tanto arriesgó por Él?

 

- Me has convencido. Le pediré a Dios humildemente por medio de Marta.

- Ah, y si te concede la gracia, no olvides comunicarlo, aunque sea una gracia pequeñita.

 

- Así lo haré.   

 

RAFA CASADO